La vida de un mochilero en pocas palabras

¿Como es la vida de un mochilero? Aquí te dejamos un par tips que serán de gran ayuda a la hora ponerte la mochila.

Te vas de viaje. Un fin de semana, dos semanas, un mes, un año, eternamente. Quieres recorrer varios países, o tal vez uno solo. Quieres moverte de ciudad en ciudad, o quizá de barrio en barrio. No sabes muy bien cuál será tu itinerario, pero tienes una certeza: no quieres quedarte quieto en un solo lugar. Pero no sabes por dónde empezar. Qué llevar, qué dejar. Tampoco sabes muy bien qué implica viajar con una mochila.

Aquí te dejamos algunos mitos y leyendas de lo que es ser un mochilero. Quizás estos tips puedan ser de gran ayuda a la hora de armar tu mochila y comenzar tu viaje.

Un mochilero lleva un solo par de medias 

Esto puede ser cierto en algunos casos, pero irse “de mochilero” no significa irse sin ropa, sino que significa aprender a distinguir entre lo esencial y lo prescindible.

Hay un dicho que viene al caso, dice algo así: “A la hora de empacar para un viaje, guardar todo lo que creas que vas a necesitar… y dejar la mitad en tu casa”.

Empacar una valija es fácil: guarda todo lo que necesites… y lo que no necesites también, total hay espacio y tiene rueditas. Si vas con la mochila nunca olvides que la ropa se lava. Ya sea en un lavarropas, en la pileta de la cocina, en el río, en la ducha. Donde sea, todo se puede lavar y usar nuevamente. No es el fin del mundo.

un mochilero debe cargar su mochila

Un mochilero debe cargar su mochila todo el tiempo

No sé de dónde salió esta idea, pero mucha gente cree que los mochileros solamente se sacan la mochila con cirugía. Piensan que van a todos lados con la mochila como si fuese nuestra sombra o una marca registrada que hay que lucir. Bueno la verdad es que no es así.

Casi todos los hostels tienen lockers para guardar las cosas; muchos optan por ponerle un candado a la mochila y otros dejan todo tirado por ahí. Por experiencia propia nunca vi a alguien que le faltara algo, en el fondo todos los mochileros están en la misma, todos saben que la mayor parte de la mochila está ocupada por  ropa sucia, y seamos sinceros, ¿alguien quiere cargar la ropa sucia de otro? NO. Obviamente hay que ser cuidadoso con la plata y los aparatos electrónicos. Eso está de más aclararlo.

Irse de viaje con la mochila implica empacar y desempacar varias veces en una semana o en un mismo día, actividad que puede volverse un poco tediosa, pero que se aprende a dominar rápidamente. Al tener pocas cosas, se puede guardar todo en menos de quince minutos.

Un mochilero que viaja por un año se lleva la casa entera

Cuando uno dice que comenzara un viaje como mochilero, que comenzara la vida de un mochilero por tiempo indefinido mucha gente suele preguntar, “¿pero qué llevaras? ¿cómo harás?”.

Es imposible planear un viaje de un año, mucho menos cuando no se tiene un itinerario fijo. La vida de un mochilero no es fácil y la verdad es que los planes empiezan a salir cuando pisas tu primer destino. Conoces gente, lugares, ciudades, pueblos, y empiezas a armar tu mapa. Debes tener en claro que la vida de un mochilero puede durar 1 mes, 1 año o tal vez mas. 

Otro dato a tener en cuenta es el peso de la mochila, cuando viajas por mucho tiempo vas a recibir presentes de todo tipo, desde una camiseta hasta un llavero, aquí es importante saber desprenderse de lo material.

Pero no por una cuestión espiritual, sino porque no queda otra. Llega un momento en que uno se pregunta qué vale más, este objeto que tal vez no vuelva a usar o la sensación de viajar liviano. La ropa es solamente ropa, los objetos son objetos. El mejor equipaje que uno lleva en un viaje es aquel que no pesa: los recuerdos, los sentimientos, las historias, los amigos.

Así debemos tener en claro que poco equipaje ayuda a viajar de otra manera. Uno puede moverse más libremente de un lugar a otro y usar los transportes locales sin problema. Cuantas menos cosas cargues en tu espalda, menos cosas perderás. Cuanto menos peso cargues, menos dependerás de que alguien te ayude. Viajar liviano te da una sensación de libertad que no se siente al ser esclavo de una valija obesa.

Dicho esto, una mochila no te da nuevos ojos. Los ojos los tienes que abrir por tu cuenta.

Viajar no consiste en el equipaje que se carga, sino en la mirada que se lleva.

La vida de un mochilero no es complicada, solo hay que animarse. Esperamos que estos tips sirvan de ayuda cuando decidas ponerte la mochila en tu espalda ¿Vos te animas a ser un mochilero?.

Tags from the story
,
More from Guillermo Esquenazi
Conoce qué hacer en Barcelona
¿Estás en Barcelona y no sabés que hacer? Aquí te dejo un...
Read More