5 consejos para comprar vuelos baratos

5 consejos para comprar vuelos baratos
Foto: Andrés Romero Castro
Viajar sin pagar de más es posible

Los consejos para comprar vuelos baratos no son soluciones mágicas, ¡pero funcionan!

Quienes me conocen y saben que amo viajar, siempre me preguntan cómo hacer para viajar. Esta pregunta, que parece un poco amplia, se traduce -en definitiva- en cómo hacer para viajar pagando poco o sin pagar de más. Es que cuando el presupuesto es limitado, como la mayoría de las oportunidades en las que viajo, la posibilidad de comprar vuelos baratos, ahorrar en hospedaje y no gastar de más se transforman en situaciones decisivas.

Yo siempre digo que para viajar los únicos costos extras que tenemos son el billete de avión o autobús, y el hospedaje. Es que lo demás, las cosas como comer y actividades culturales o de tiempo libre, son gastos que tenemos en el día a día en nuestras casas. Si viajamos o nos quedamos en casa, son gastos que de todas maneras debemos realizar. Pero no quiero irme del tema.

Lo cierto es que en la mayoría de los casos, poder acceder a un transporte a un precio bajo es la diferencia entre quedarnos o ir a descubrir el mundo. Y como queremos que todos puedan viajar, compartimos estos 5 consejos para comprar vuelos baratos que se deben tener en cuenta a la hora de planificar un viaje.

1. La mejor forma de comprar vuelos baratos es buscar, ¡y buscar bien!

Tener la información en el momento justo es lo que hace la diferencia. Saber cuánto es un precio justo, cuándo es barato y cuándo no, nos permite tomar decisiones acertadas a la hora de comprar vuelos baratos. Inclusive, saber si existen otros sitios donde se puedan comprar a un precio menor aún del que acabamos de ver.

Por esta razón, cuando quiero comprar vuelos, comienzo la búsqueda en varios sitios. El primero que utilizo es Google Flights. Ese es mi preferido, porque me permite establecer diferentes filtros y condiciones para encontrar el vuelo que más se ajuste a mis intereses. Pero no es la única herramienta que utilizo. También voy a sitios como Skyscanner, Kayak, Farecompare y cualquier sitio que permita comprar los vuelos a determinado destino, utilizando diferentes aerolíneas.

Los resultados de búsqueda me dan la posibilidad de conocer diferentes precios de los billetes de avión que busco. Pero, además, me permite conocer las aerolíneas que vuelan directo al destino desde el sitio en el que me encuentro o desde el que quiero partir.

2. Luego de buscar bien, voy a los sitios oficiales de las aerolíneas

Si bien ya me ha pasado de comprar a través de Google Flights por un precio más barato que el que me ofrecía el sitio oficial de la aerolínea, lo cierto es que en éstos últimos es donde la gran mayoría de las veces encuentro las mejores ofertas.

Así, entonces, luego de identificar las opciones como mencioné en el punto 1, visito los sitios oficiales de las aerolíneas que aparecieron en los resultados de búsqueda de las plataformas mencionadas. Y comienzo nuevamente la búsqueda. Una vez obtenidos los resultados, comparo precios y opciones. A veces, si el precio me parece bueno, compro. De lo contrario, sigo investigando y siguiendo el comportamiento de los precios.

Y en los sitios de las aerolíneas busco la opción de registrarme para newsletter y notificaciones de ofertas. Así, de esa manera, puedo conocer a tiempo las promociones que me permitan ahorrar dinero al viajar.

2.1 Un consejo extra: la posibilidad de comprar vuelos baratos también despega desde los aeropuertos

En algunas oportunidades, las herramientas mencionadas en el punto 1 no son suficientes para conocer todas las opciones de vuelos que tengo para realizar determinado viaje. Es que no siempre todas las aerolíneas tienen convenios de cooperación con esas plataformas. Entonces, ¿cuál es la mejor forma de saber en qué aerolíneas buscar los billetes baratos de avión? La respuesta es simple: ¡los aeropuertos!

En la actualidad, los aeropuertos tienen sitios web oficiales, en los que se comparte en tiempo real todas las partidas y llegadas de vuelos que recibe la terminal aeroportuaria. Entonces, una vez que sé a qué ciudad quiero ir, busco los aeropuertos que allí existen, tanto principales como alternativos y de ciudades cercanas, generalmente utilizados por las low cost. Allí descubro qué aerolínea me faltaba en la búsqueda, y repito el paso 2.

3. La antecedencia es clave en la compra de vuelos baratos

Comprar con antecedencia es clave, pero no decisivo. Puede que sea algo contradictorio, pero no. Es que ya he podido comprar vuelos baratos a 2 o 3 días de viajar. Por ejemplo, mi último viaje a Polonia fue así. Lo compré 3 o 4 días antes de volar, cuando entré al sitio y encontré un precio imbatible. De hecho, es uno de los precios más baratos que existe para esa ruta. Imposible no comprarlo.

Pero, por lo general, comprar con tiempo es interesante. Eso, por el tipo de gestión que las compañías realizan de los billetes de avión. Conocidas como revenue management o yield management, la idea es -básicamente- que todos paguen lo que están dispuestos y pueden pagar por el asiento.

Así, la aerolínea ofrece al público una determinada cantidad de  asientos a un bajo costo, y otra determinada cantidad a lo que quieran. En el medio, de todo un poco. La idea es que el avión viaje lo más cerca al 100% de ocupación, habiéndole cobrado al pasajero lo máximo que estaba dispuesto a pagar. Para eso, el sistema modifica los precios conforme las ventas se van produciendo.

Así, si se busca con antecedencia, tendremos más chances de acceder a algunos de esos asientos baratos, ya que aún hay disponibles. Y, además, la antecedencia nos da tiempo para conocer el comportamiento de lo que acabo de decir. O sea, nos permite más o menos conocer el mínimo y máximo que la aerolínea maneja para ese vuelo.

Aquí se debe tener en cuenta factores determinantes como temporada alta o baja, feriados, día de la semana, etc. Esto, por aquél principio básico que dice que a más demanda, más cara será la oferta.

4. Conocer el mercado, o la ruta en la que quiero comprar vuelos baratos.

Este consejo tiene que ver un poco con todos los anteriores. En general, siempre busco vuelos baratos. Investigo los precios e intento estar al tanto. Claro, eso puede ser un poco freaky -o friki, como dicen los españoles- pero da buenos resultados.

La idea, o el consejo, no es que busques todos los vuelos todo el tiempo. Pero sí, si existe el deseo de viajar a un determinado sitio, comenzar a buscar vuelos para diferentes fechas, siguiendo todos los consejos anteriores. Lo que yo hago es buscar precios de billetes de avión para uno, dos o tres destinos a los que me gustaría ir. Busco para la fecha en la que quisiera viajar, pero -además- para otras. Intento conocer el comportamiento del precio para cada una de las rutas.

Luego, busco las fechas para saber si en esas oportunidades existe algún motivo para suponer que los precios serán más caros. Así, busco saber si será feriado en el origen y el destino, o cualquier otra información que me permita saber si es una buena época para encontrar y comprar vuelos baratos.

Esto me permite tener una idea aproximada del mercado para que, cuando busque realmente realizar la compra de mi billete de avión para viajar, sepa si estoy haciendo un buen negocio o no. Sepa si debo esperar para comprar o si mejor ni lo pienso y le doy clic al botón de compra.

5. Pensar diferente y buscar alternativas permiten ahorrar mucho dinero al viajar

Otra de las cosas que hago es buscar alternativas. Algo mencioné en el punto 2.1 sobre este tema. Y es, básicamente, buscar todas las opciones que me permitan acceder a comprar vuelos baratos. Así, busco precios para volar desde mi ciudad, pero también desde ciudades cercanas, aunque éstas se encuentren fuera de mí país.

Por ejemplo, si estoy en alguna ciudad de Uruguay fronteriza con Argentina, busco vuelos también desde Buenos Aires, Córdoba y Rosario. Si la ciudad uruguaya es fronteriza con Brasil, lo hago buscando vuelos desde Porto Alegre. En Lisboa, busco vuelos desde Madrid, Faro o Porto. Lo mismo con el destino.

Usualmente, los vuelos directos siempre son más baratos. Así, en algunas oportunidades, hacer las conexiones por nuestra cuenta nos permite ahorrar dinero o, si bien a fin de cuentas gastamos lo mismo, podemos conocer una ciudad más. Pero esto debe ser planificado cuidadosamente, ya que los riesgos son diversos.

Estos son 5 consejos para ahorrar dinero, pero hay otros. Y hay otras variables. Pero entiendo que los 5 consejos mencionados son los que hacen la diferencia. La flexibilidad -por ejemplo- no es algo que podamos manejar. Al menos, no es algo que usualmente todos pueden modificar. Por esta razón, no lo menciono. Es que, desde luego, si mis días son flexibles y puedo viajar cuando quiera, la posibilidad de encontrar vuelos más baratos se amplían exponencialmente.

También existen planes de millas o programas -como el de Wizzair– que permiten acceder a viajes gratis o descuentos por asociarse a un club de viaje, que también nos permiten ahorrar dinero. Pero aplica -más que nada- a viajeros frecuentes y no necesariamente nos permite encontrar los vuelos baratos.

¿Cuáles son tus consejos para comprar vuelos baratos?

Tags from the story
, ,
More from Andrés Romero Castro
Vivir en Lisboa, mis primeras impresiones
Vivir en Lisboa, una ciudad difícil de comprender, con tesoros bien escondidos....
Read More